Seleccionar página

5 preguntas que resolverán tu duda

copywriter freelance ¿Tu web necesita textos nuevos?

Si estás leyendo esto, probablemente conoces los beneficios del copywriting y todas las mejoras que puede aportar a tu negocio. ¿Te has preguntado si tu web necesita textos frescos?

El copywriter es la rama principal del marketing y la herramienta más barata para conseguir que tus clientes pasen a la acción. Gracias a unos buenos textos puedes persuadir, vender, fidelizar así que vamos a ver si tu web (tu casa) tiene los textos que necesitas.

Renovarse o morir

En primer lugar, puntualizar que los textos de tu web deberían ser revisados de vez en cuando. No porque estén mal sino porque tu audiencia puede haber cambiado. No me refiero a que sea otro target sino que ese mismo perfil tenga inquietudes y deseos diferentes. También puede que haya otras técnicas nuevas de comunicación como ha pasado con el storytelling.

Es importante que de vez en cuando los revises. Quizá no habrá mucho que cambiar o quizá nada, solo reafirmarte en que sigues en la línea correcta, pero hazlo. Una frase corta puede cambiar por completo todo el contexto y la intención.

¿Tu producto o servicio ofrece una solución?

Tu cliente, sea quien sea y sea cual sea tu sector compra para obtener una solución o resultado. Puede ser que necesite un profesional para que le solucione algo, que necesite tiempo, pero tienes que hacerle ver que tienes lo que busca. A veces puede ser una experiencia, o un recuerdo (en el caso de algunos servicios). Sea cual sea, busca la emoción que le empuja a elegir lo que ofreces y asegúrate que encuentra en ello la solución.

¿Por qué te tengo que comprar a ti?

Comprar, contratar… pero ¿por que tú? ¿qué me ofreces tu que no me ofrezca otra persona o empresa del sector?. Aquí hablamos de los valores de la marca, la esencia, la autenticidad. Todo lo que engloba y define tu marca. Esto debe aparecer reflejado en tus textos web. Búscalo, si no aparece ya sabes que toca…

¿Hay paja en tus textos?

Hubo una moda en la que los textos debían ser largos por tema de SEO. Cuidado, deben cumplir unos mínimos pero no escribas paja. No haya nada peor que aburrir al lector, ¿Sabes que hará si le aburres no? Sí, clik a la “x” de cerrar ventana.

 

¿Eres lo suficientemente claro?

Olvídate de frases hechas que suenan bien, de lemas bonitos que no aportan nada. Habla claro y directo. Como si tuvieras delante a tu cliente. Sé preciso y sincero, muy sincero. Déjate de frases rimbombantes aunque tu producto o servicio sea muy técnico. Si no entiendo lo que me ofreces no te lo voy a comprar.

Mis textos, ¿están llenos de YO o de TÚ?

En la misma época en la que abundaban textos infinitos imposible de leer, convivían con el “yo” “porqué yo…”, “yo te ofrezco”… yo, yo… el cliente no quiere saber de ti quiere saber de lo que puedes hacer por él, así que cambia el yo por el tú. Tu conseguirás…. Tu tendrás… lo que tú necesitas ….

Háblale de los beneficios que conseguirá al contratarte a ti o a tus servicios.

Espero que con estas sencillas preguntas seas capaz de revisar tu web y ver si necesita un lavado de cara o no.

Si tienes alguna duda escríbeme un email o déjame un comentario.